Desenmascarando al escurridizo chupacabras: ¿realidad o ficción?

En el mundo de los críptidos, donde el mito y la realidad chocan, pocas criaturas son tan misteriosas y notorias como el chupacabras. Desde películas y programas de televisión hasta videojuegos y libros (incluida la novela superventas de Stephen King de 2018 The Outsider), el solo nombre de la criatura evoca miedo y fascinación.

Pero, ¿qué es esta enigmática bestia? Y ¿acecha realmente la noche en busca de sangre?

En honor a la época más espeluznante del año, intentamos desenmascarar la leyenda del chupacabras.

Explorando la criatura mítica que acecha la noche

La leyenda del chupacabras tiene su origen en el corazón de Latinoamérica, con sus raíces firmemente plantadas en Puerto Rico.

Según los relatos, el monstruo visita las granjas al amparo de la oscuridad y drena la sangre del ganado desprevenido. En algunas versiones, solo deja un par de pequeñas heridas punzantes en sus víctimas.

El nombre “chupacabras” es una combinación de las palabras “chupar” y “cabra”. “Como criatura temible pero probablemente inexistente, el chupacabras ha sido descrito como el equivalente sureño del Sasquatch“, explica la enciclopedia Brittanica.

Tras hacer su debut en la historia reciente (mucho más tarde que su legendario primo, el vampiro), el Chupacabras es un recién llegado al mundo de las criaturas chupasangre.

“Mientras crecía en una granja en Puerto Rico en los años 80, oíamos hablar de criaturas que perseguían cabras y animales pequeños, como un vampiro”, cuenta Frank González a Nuestro Stories. “La gente que no creía en el chupacabras decía que una especie de murciélagos grandes mataban a los animales de la granja. … De pequeño, no sabía qué creer”.

El primer “avistamiento oficial” de un Chupacabras se documentó en 1995, en Puerto Rico, cuando se acusó al monstruo de lanzar ataques contra cabras, ovejas y otros animales de granja, con el extraño giro de que los cuerpos sin vida de las víctimas eran descubiertos misteriosamente desangrados.

“No se encontraron especímenes reales, y los escépticos sugirieron que los ‘testigos’ podrían haber sido influenciados por la película de terror de ciencia-ficción de Hollywood Species (1995), que presenta un monstruo de apariencia similar”, escribe Britannica.

Según la Oficina para la Ciencia y la Sociedad de la Universidad McGill de Canadá, una mujer puertorriqueña, Madelyne Tolentino, dijo que ella y su madre vieron al monstruo frente a su casa en Canóvanas, Puerto Rico.

“Un aficionado local a los ovnis hizo un dibujo basado en la descripción de ella y el mito se extendió, ganándose el apodo de chupacabras por parte de un cómico local y popularizándose en un exitoso programa de televisión en español parecido a Oprah llamado El Show de Cristina“, explica la Universidad McGill. “Pero, ¿qué había visto exactamente Madelyne?”.

Con la ayuda del programa de Cristina y de medios convencionales, el mito del chupacabras se extendió. A lo largo de los años, surgieron reportes de avistamientos del Chupacabras desde México hasta Estados Unidos, desde Chile hasta Rusia, convirtiéndolo en un fenómeno mundial. En cada región, el aspecto y los hábitos de la criatura varían, lo que demuestra la maleabilidad de la historia de este críptido.

Ahora, incluso la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, tiene una cronología de los avistamientos del chupacabras, desde los años 70 hasta nuestros días.

En busca del Chupacabras: leyendas, tradiciones y realidad

Los criptozoólogos, científicos que estudian animales desconocidos u ocultos, han encontrado pocos indicios que apoyen la existencia del chupacabras. La mayoría de los avistamientos del chupacabras se pueden atribuir a explicaciones más convencionales, como depredadores, enfermedades o incluso perros salvajes. En esencia, la leyenda del chupacabras puede ser un fascinante caso de folclore e histeria colectiva.

“Sigue pareciéndose a un coyote, con una realmente sentida disculpa al coyote”, dice a National Geographic Kevin Keel, del Southeastern Cooperative Wildlife Disease Study de la Universidad de Georgia. “No pensaría que es un chupacabras si lo viera en el bosque, pero hace tiempo que veo coyotes y zorros con sarna”. Un profano, sin embargo, pudiera confundirse en cuanto a su identidad”.

Sin embargo, cientos de reportes iniciales sobre el chupacabras procedentes de Puerto Rico en los años 90 describían específicamente a una criatura “no canina”. Estos primeros relatos describían al chupacabras como una criatura erguida, parecida a un gran canguro reptiliano, con enormes ojos rojos, una imagen que rondaba la imaginación.

“En 1995, se pensaba que el chupacabras era una criatura bípeda de un metro de altura cubierta de pelo corto y gris, con picos en la espalda”, dijo a National Geographic Loren Coleman, director del International Cryptozoology Museum en Portland, Maine.

Coleman cita otra teoría que vincula a un grupo escapado de monos rhesus en la isla de Puerto Rico, que a menudo se levantan sobre sus patas traseras (y parecen bípedos).

“Había una población de monos rhesus que se usaban en experimentos con sangre en Puerto Rico en aquella época, y ese grupo pudo haberse “, explicó Coleman, y añadió: “pero eso no significa que explique toda la leyenda”.

Aunque sigue sin aparecer evidencia concreta que demuestre la existencia de la criatura, su legado persiste. Y, al final, quizás el chupacabras no sea más que un críptido nacido de las profundidades de nuestros miedos e imaginaciones colectivas.

Real o leyenda, no es probable que esta criatura desaparezca de nuestras pesadillas (especialmente durante la temporada más espeluznante).

Cathy-Nuestro-Stories-Writer-Image-200x275

By Catherine A. Jones

Cathy’s writing has appeared in The Washington Post Magazine, USA Weekend, People, Romper.com, The Miami New Times, and dozens of other media publications and online sites. Her opinion pieces have appeared on Today.com, El Tiempo Latino, and more.

Recomended for you

Orestes “Minnie” Miñoso: el legado del cometa cubano

febrero 29, 2024
Brazilian Moqueca: A Symphony of Simplicity

Más allá de la sopa de almejas: sopas sudamericanas

febrero 28, 2024

‘The Art of the Brick’: Un homenaje de LEGO a Frida Kahlo

febrero 23, 2024
Mural depicting the legend of Popocatepetl and Iztacihuatl inside the municipal palace of Atlixco, Puebla, Mexicio, by

Iztaccíhuatl y Popocatépetl: Una historia de amor eterno

febrero 22, 2024
1 2 3 17

© Copyright 2023 | Nuestro Stories | Todos los derechos reservados

| Política de Privacidad
magnifiercrossmenu