La historia de las Pupusas, un bocado del cielo

BY: 
Susanne Ramírez de Arellano
 | noviembre 18, 2022

Imagen cortesía de Nuestro Stories.

Pupusa: masa sin grasa y a la plancha, llena de delicias.

Si la comida puede llegar a tener un sabor celestial, esta tortilla de maíz gruesa chorreando una mezcla de queso combinada con chicharrón, frijoles o calabaza sería la solución.

Y eso es solo para empezar.

Las más deliciosas pupusas son las que rezuman queso, generalmente quesillo (un queso blanco semiblando), y flor de loroco. Te lo explicaremos un poco más adelante.

Ahora, para la historia

Se cree que las pupusas fueron creadas por la tribu indígena pipil, que vivió hace más de 2000 años en lo que hoy es El Salvador. Estas pupusas eran vegetarianas y estaban rellenas de flores de calabaza, hierbas y champiñones.

Después de la colonización, más aún en la década de 1570, la carne empezó a usarse como relleno. Puede ser carne de cerdo acompañada de frijoles refritos o calabaza. Esta receta a menudo incluye curtido, una picante ensalada de repollo salvadoreño, o condimento: una combinación perfecta.

Cuando los salvadoreños tuvieron que huir de su país durante la guerra civil (una guerra financiada por Estados Unidos en la década de 1980), trajeron sus pupusas consigo y las introdujeron en Estados Unidos, Canadá y Australia. Más de 60 000 personas, en su mayoría civiles, murieron en una guerra civil financiada en gran medida por Estados Unidos, con una suma de $1.5 millones al día en ayuda.

Un platillo internacional

Cuando visites una pupusería en Estados Unidos, Canadá o Australia, puedes elegir entre cinco rellenos tradicionales: chicharrón (carne de cerdo picada), queso, frijoles o loroco (una flor de vid).

También puedes pedir una revuelta: combinación de queso, frijoles y carne de cerdo, porque la delicia de la pupusa proviene de los rellenos.

La calidad de la pupusería está determinada por el panqueque para pupusa. Los mejores panqueques son aquellos cuya masa se muele a mano. Este método le da una textura única. Luego se le da forma al panqueque a mano, se extiende suavemente hasta que se adelgace y se asa a la plancha hasta que se hinche.

Si vas a El Salvador (y deberías, porque es un país magnífico), así es como pides una pupusa:

  • Primero que nada, debes ordenar en español. En muchos casos, es aconsejable poder hacer esto incluso cuando te encuentres en Los Ángeles o Nueva York.
  • Las principales variedades son la pupusa de queso, la de frijoles refritos, la de frijoles y queso, la con loroco, la de chicharrón o la revuelta.

Las pupusas ahora vienen en variaciones nuevas e interesantes. Estas son:

  • Pupusa de queso y ayote.
  • Pupusa con mora.
  • Pupusa con queso y espinaca.

Así, ahora tienes una gran cantidad de pupusas para elegir. Por favor ve y disfruta de un pedazo de cielo y, si vas a El Salvador, esta redactora te recomienda darte un festín con una pupusa de loroco con queso y curtido.

Por Susanne Ramírez de Arellano

Susanne Ramírez de Arellano es una escritora y crítica cultural que fue periodista, productora de televisión y directora de noticias. Vive entre San Juan y Nueva York y actualmente está haciendo su primer intento de escribir una novela.

Recomended for you

Featured image: “Homage a Chespiritu” by Freddy Agurto Parra.
Photo of Prichard Colon and Terrel Williams by Suzanne Theresa/Premier Boxing Champion.
Irish Zorro
1 2 3 83

© Copyright 2023 | Nuestro Stories | Todos los derechos reservados

| Política de Privacidad
magnifiercrossmenu